(+34) 966 492 130 / (+34) 629 006 214 info@moraira.immobilien

Cómo se come en la dieta mediterránea.

A estas alturas, probablemente ya sabe que la dieta mediterránea es buena para su salud. Las investigaciones demuestran una y otra vez que las personas que hacen hincapié en el consumo de pescado, cereales integrales y grasas saludables no sólo pesan menos, sino que también tienen un menor riesgo de padecer enfermedades del corazón, depresión y demencia. Entonces, ¿a qué espera? Aquí están los conceptos básicos: comprar productos locales y de temporada, e ir a comer con personas que le hagan sonreír. Ahora vayamos al grano.

Muchas frutas y hortalizas

Productos frescos y de temporada son la estrella de esta dieta. Coma de 5 a 10 raciones al día . Naranjas melocotones , melónes , higos, uvas, sandías , berenjenas , calabacines , pimientos , alcachofas , coles, tomates , pepinos……la lista es interminable.

Elija grasas saludables

Las aceitunas y su aceite son las piedras angulares; consumir  de cuatro a seis raciones al día (una ración podría ser 1 cucharadita de aceite de oliva o 5 aceitunas ). El aceite de oliva proporciona grasas monoinsaturadas saludables y compuestos vegetales llamados polifenoles.

Elija semillas, nueces y legumbres

Estas son una gran fuente de fibra y proteínas; frutos secos y semillas también proporcionan grasas saludables y antioxidantes. Coma una ración de legumbres (1/2 taza cocinada) – potage,lentejas – al menos dos veces por semana y una pequeña porción de frutos secos diariamente ( nueces , avellanas , almendras , pisstachos).

Principalmente pescado y huevos

Intente comer una ración de pescado de dos a tres veces a la semana. Los huevos también están en el menú. La carne magra y las aves de corral consúmalas con moderación.

Consuma (algunos) lácteos

Introduzca productos lácteos fermentados (kéfir, yogur, quesos frescos de cuajada ), son más fáciles de digerir y suministran bacterias beneficiosas que contribuyen a la salud digestiva. Consuma de una a tres raciones diarias .

Compre “grano sabio”

Los carbohidratos refinados carecen de nutrientes y pueden causar estragos en el azúcar en sangre. Los granos integrales son los mejores; consuma cuatro pequeñas porciones diarias de pan de trigo integral, o pruebe una pasta hecha de quinoa. Y coma siempre cereales con grasas saludables y proteínas. Incorpore cereales germinados o fermentados para tener una buena digestión y una mejor absorción de nutrientes. O busque maneras creativas de cambiar los cereales, como utilizar espaguetis de calabacín en lugar de fideos.

Agregar hierbas y especias

Están llenas de compuestos vegetales con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Reconsidere lo que bebe

Haga que el agua sea su bebida principal. Muchos mediterráneos beben café espresso después de las comidas para ayudar a la digestión. En el norte de África, eligen el té verde rico en antioxidantes combinado con menta por la misma razón. Una copa de vino en las comidas es no sólo saludable por su contenido en resveratrol , sino además un placer para los sentidos.

Comer localmente

Respetando las estaciones, ampliará la gama de nutrientes que toma durante el año.

Hágalo social

Comidas relajadas con la familia y amigos son una parte fundamental del esttilo de vida mediterráneo . Esta actitud positiva hacia la comida también ayuda a mejorar la digestión y reducir el estrés.